portada.jpg MANZANAS ROJAS de LUIS MATILLA

Este wiki reúne diferentes propuestas de lectura de la obra de teatro llevadas a cabo con alumnos de 2º de ESO, en diferentes centros educativos:

  • Lourdes Domenech / Carmen Ramírez (IES Serrallarga, Blanes (Girona))
  • Marcos Cadenato / Ana Salcedo (IES Emilio Campuzano BHI, Bilbao (Bizkaia))
  • Patxo Landa (IES Ortuella BHI, Ortuella (Bizkaia))
  • Carlos Diez (IES Ibaizabal BHI, Bilbao (Bizkaia))
  • Mª José Reina (IES S'Agulla, Blanes, (Girona))
  • Aster Navas (IES Abadiño BHI, Abadiño (Bizkaia))

Marcos Cadenato entrevista a Lourdes Domenech sobre el proyecto.




Carta del autor, Luis Matilla, a todos cuantos han participado en este trabajo colaborativo. ¡Muchas gracias, Luis!

luimat.jpg


"Estimadas compañeras/os:
Me tomo la libertad de tutearos, animado por los muchos años que llevo
realizando labores de formación el los Centros de Profesores y
Recursos. Hoy en vuestra wiki colaboradora de "Manzanas rojas", he
leído unas cartas de alumnos, las cuales me han dejado realmente
impresionado. Los chicos y las chicas, no se dirigían a personajes
literarios, sino a seres humanos a los que se intentaba comprender y
respaldar sentimentalmente. Por primera vez, he sentido que unos
lectores tomaban para sí unos seres de "ficción" para incorporarlos
por unos momentos a la existencia cotidiana, mostrándoles su
solidaridad y su repulsa a la violencia. Desearía que transmitierais
mi entusiasmo a Samuel, Alazne, Goizeder, Joel, Alaxe y a todos
cuantos también pudieron escribir sus sentidas y emocionadas cartas
a los personajes de la obra.

Creo que esto es lo más importante de la educación, animar a los
alumnos a pensar y a tomar una postura crítica ante la sociedad en la
que viven. Sin proponérmelo, leyendo las cartas, me vino a la memoria
la figura de Don Milani, aquel profesor italiano, que enseñaba a sus
alumnos, hijos de proletarios, con el periódico y la Constitución. Con
el periódico para que supieran lo que ocurría hoy (si conseguían
llegar a la Roma imperial, magnífico, de lo contrario habrían conocido
su presente); con la Constitución, porque unos futuros trabajadores
debían ser conscientes de sus derechos para defenderlos y exigirlos a
aquellos que dominaban sus vidas.

He entrado en todas vuestras propuestas de animación de "Manzanas
rojas" y os las agradezco profundamente; gracias a vuestro esfuerzo
habéis logrado hacer de un montón de páginas escritas bajo el impacto
emocional de la injusticia, un libro vivo, participativo y solidario.

En mi encuentro con los alumnos de Lourdes hallé prefunda comprensión
con el drama de Palestina. Ahora esa impresión también la recibo con
las opiniones de vuestros chicos y chicas, pero eso no hubiera
ocurrido sin vuestra sensible labor de dinamización, sin los hilos de
Ariadna que habéis tendido y de los que ellos han tirado para llegar a
sus propias conclusiones. Para lograrlas tuvieron los reflejos, muchas
veces sesgados de los medios de comunicación, pero también los
documentos que pusisteis a su disposición para que su visión fuera más
amplia, más crítica, más divergente.

Otro de los valores de vuestra labor es la de haber mostrado a los
alumnos que el teatro también es literatura y que posee una doble
finalidad: la de ser leída y la de poder ser representada. Hasta hace
poco tiempo el teatro apenas era considerado en el ámbito escuela, tal
vez el clásico y únicamente en Bachillerato. En la entrevista
radiofónica que Marcos Cadenato hacía Lourdes, se hablaba de la obra
de teatro escrita como una asequible forma de iniciar a los alumnos
con en un texto literario, naturalmente siempre que la pieza fuera
asequible para ellos. Si queremos alentar nuevos espectadores, es
fundamental vuestro apoyo como intermediarios imprescindibles entre la
escuela y el escenario.

Considero importantísimo que los chicos y chicas a partir del
segundo ciclo de la ESO puedan preparar montajes colectivos en los que
reflejen su problemática, inalcanzable para muchos adultos. Ahí
también resulta imprescindible vuestra ayuda, para dar forma escénica
a sus ideas que más tarde puedan representar ante un auditorio en el
que deberían encontrarse los padres, que tal vez escucharían atónitos
una problemática desconocida para ellos por falta de tiempo,
comunicación o desconocimiento de la función que les corresponde como
educadores cuando sus hijos abandonan las aulas cada día.

Siento haber abusado de vuestro tiempo. Pero quería que mi
agradecimiento no quedara reducido a una simple fórmula protocolaria,
sino que se encontrara fundamentado en la comprensión y aprecio por
vuestro trabajo, una vocación con la que cada día tocáis la vida con
la mano y la que desde hace tantos años admiro
.

Esta será una experiencia inolvidable que me ha reafirmado en la idea
de que mi elección en la vida ha merecido la pena con personas como
vosotras y vosotros haciendo realmente válido mi modesto trabajo
literario dirigido a los jóvenes espectadores.

Con todo mi afecto,
Luis Matilla"